Raro verano

Verano, esa temporada que tanto ansiamos que llegue. Todo un año encerrados trabajando como hormiguitas de cuento para que llegue la temporada veraniega y durante la prolongación de los días que nos toquen de vacaciones disfrutar al máximo del solecito en playas o montañas, además de unos fantásticos y siempre bien recibidos atascos. En definitiva todos sabemos de qué tratan estas esperadas vacaciones, que vamos idealizando durante todo el año. Pero llega el sr. Deividz y se encuentra sin verano. ¿ falta de imaginación? ¿Rebeldía contra el sistema? No, simplemente estoy muy jodido. Con las letras bien grandes.

Todo empezó con continuos cambios de trabajo, con sus respectivos problemas de asentamiento laboral y lo más preocupante: el problema salarial. Esto ultimo se agudiza aun mas cuando el empleo se trata del de agente comercial en el que el sueldo base de este tipo de trabajo como mucho te da para rollos de papel higiénico y en el cual se depende de comisiones por ventas realizadas que nunca llegan como es lógico. Eso si, por unos o por otros motivos, he dejado patente mi profesionalidad y se ha visto claramente que ha sido por motivos ajenos a mi, siempre hay que puntualizar.
El caso es que llego el verano y las arcas estaban vacías. Gracias a amigos y familiares se pudo disfrutar de junio y julio, (para que luego digan q no va bien los coches de los demás), pero plantarse en el mes de agosto sin trabajo a vista lejana con una crisis a nivel mundial y estatal “pa cagarse”.. uno se caga.

Así pues a la desesperada, solo queda meterse de lleno en el verano, si a esto le sumas la suerte de vivir en uno de los destinos veraniegos preferidos de este país, el resultado de la ecuación es muy simple: HOSTELERIA.
Y así me encuentro, por lo menos durante este mes de agosto se acabaron gimnasios, playas y demás actividades lúdicas. Trabajando una media de 9/10 horas diarias, sin un día de descanso semanal, no da tiempo para mucho. Es por ello que comento el hecho de que al menos durante estas 4 semanas de este mes de agosto, no extrañéis que las actualizaciones se congelen un poco, pues bastante tengo para conseguir tiempo para comer y cenar en este desenfreno de tirar cañas.

Y con esto, ya solo me queda desearos que lo paséis lo mejor que podáis este verano “ raro” 2008…

Deja un comentario