Hatman. El hombre del sombrero.

No existe miedo más temible que el miedo infantil.
A pesar de que creamos que al deberse a la falta de conocimientos del medio pueda ser más simple, precisamente éso es lo que lo hace más irracional y más puro.
Sólo por asomarnos a temores inexplicables que nacen de una incomprensión para “nuestro” mundo racional adulto, podemos darnos cuenta de ésa oscuridad que intenta atrapar a la ´más tierna bondad.
Un choque de racionalidad dentro de la psique del niño con un matiz indescifrable para quien desde su sentido común observa..

Adentrándonos en éste tenebroso mundo del miedo infantil, encontramos un caso que se viene repitiendo a lo largo del tiempo en niños de todo el mundo. La figura del hombre del sombrero.

El hombre del sombrero

 

El hombre del sombrero y los niños.

A pesar de parecer un HOAX, la realidad es que es un caso que se viene repitiendo en diversas partes del globo. Simplemente realizando una búsqueda en internet encontraremos casos de niños donde sus padres nos explican el encuentro nocturno con dicho oscuro personaje.

La introducción a éste caso es similar en casi todos los casos, el niño da a conocer a sus padres explicándoles o a través de un dibujo donde el niño representa los rasgos del ser,  que en ocasiones de noche, se le aparece un hombre en su habitación.
Éste hombre, es un hombre muy alto y parece que va con una larga gabardina y un sombrero.
Sobre le volumen de éste ser, hay varias percepciones. Algunos dicen que se trata más de una sombre que se planta delante de la cama, mientras que en otros casos se relata que a pesar de estar envuelto en oscuridad, el cuerpo del ser es tangible y sus ojos son de un color vivo.

El hombre del sombrero

Ahora, el debate se abre en entender quién es éste ser, porqué se aparece a los niños. Porqué tantos niños coinciden en la descripción de dicho personaje y lo más importante cuales son sus pretensiones?
Éste vínculo, ésta coincidencia de conexión a qué es debida?. El lado racional nos dice que se trata de simple y llana parálisis del sueño, exceso de estímulos en el niño o cualquier otra idea racional, pero el hecho de que se repita con tal exactitud y tan repetidamente da que pensar.

No solo se presenta en niños

Investigando éste tema, hemos encontrado que además del frecuente caso en niños, también hay muchos casos de aparición en personas adultas, tanto en dormitorios donde el estado de percepción es diferente, como en salas de estar, donde el individuo está completamente consciente, con lo cual deja un poco de lado la rápida solución de la parálisis del sueño.

El hombre del sombrero

Motivos de la presencia

Hasta la fecha, las explicaciones menos “racionales”, explican el motivo de éste suceso en presencia de adultos como un aviso de algo malo que está por pasar, (al más puro estilo Mothman), la próxima desgracia, mala salud o incluso la muerte.
A su vez, justifican la presencia tanto en adultos como en niños debido a que dichos seres se alimentan del terror absoluto, es decir, su visita nace por una parte de la necesidad de alimentarse con temor que suscita en sus víctimas.

El hombre del sombrero y testimonios

Como comentamos, podemos encontrar miles de testimonios de dicho ser. La gran mayoría son de adultos que o bien relatan lo que les han explicado sus hijos, o recuerdan encuentros con dicho personaje. Simplemente navegando un poco podremos encontrar muchos relatos aterradores.
Uno de los más famosos es el del cineasta Wes Craven, autor del cine de terror con películas en sus espaldas como la saga de Pesadilla en Elm Street o Scream. Craven aseguró en una entrevista que tubo una experiencia con éste hombre que le marcó la vida;
De niño, vio por la ventana de su casa un hombre con los patrones que marcamos, parecía una sombre en la que en la figura se describía una gabardina y un sombrero de borde plano, caminando por la calle. El individuo tenía un rostro difícil de describir pues sólo se intuía la silueta de la cara y unos ojos luminosos y llamativos, que de repente, miraron directamente al joven Wes y éste sintió un terror como jamás había sentido y que recordó a lo largo de su vida..

 

Son muchos los caso reportados y terroríficos a su vez. A pesar de quedar en meros recuerdos infantiles, basta con asomarse para comprender que lo racional no abarca el todo. Que hay casos dignos de estudio que escapan a comprensión y se arrinconan archivándolos mentalmente para poder conservar ése sentido del control racional adulto..

También te podría gustar...

Deja un comentario