Espiando a la vecina

Mítico de la España “cañí”, es el echo de ser voyeur. Quién no conoce la típica estampa del hombre observando las braguitas con estampado atigrado colgadas del tendedero de la vecina.. O los típicos “personajes” que se colocan en las playas con sus prismáticos a observar los cuerpos de las mozas paseando por la playa ajenas a las “calenturas” de éstos..
Pero desde hace un tiempo hasta ahora, éste genero está viviendo su “época de oro” con Internet. Y no solo en nuestras fronteras, sino mundialmente.

Actualmente, la principal fuente de pornografía, se basa como icono principal en el voyeurismo. Lo más descargado de Internet son los videos grabados por los grupos de voyeurs, infiltrando cámaras en los probadores de los grandes centros comerciales grabando a las “chavalitas” mientras se prueban las prendas, espiando a las vecinas desde sus balcones, o más recientemente lo que está de moda son los vídeos amateurs que se graban con la webcam y sin saberse cómo, pasan de ordenador a ordenador conectados a la red de redes.

El motivo de éste articulo, lo escribo porque enlazando web’s, fuí a parar no se como […], a un foro dónde un grupo de voyeurs dan rienda suelta de todas sus experiencias y comparte el material con los otros.. Pero lo que me llamó más la atención fue que un post de uno de ellos, se basaba principalmente en fotos de “chavalitas” extraídas de portales enfocados a entablar amistad, conocer gente, etc. Dónde la media de edad dudosamente llegara a los 18 años… pero enfín.
Ésto es mas bien una opinión enfocada a que está muy bien que cada uno pueda tener sus gustos sexuales, pero siempre y cuando no se haga daño ni se involucre a personas ajenas a la circunstancia. A la joven que subió su foto a cualquiera de los portales destinados a entablar amistad, no creo que le haga mucha grácia que sus fotografías las estén utilizando un grupo de voyeurs para sus perversiones personales..

Interner es una gran fuente de información, quizá el mejor invento del siglo XX. Pero también es un arma de doble filo, pues es lo que necesitaba un perfil de personas que anteriormente quizás por circunstancias no se podían dar a conocer, y ahora tienen un abanico para recrear sus perversiones inimaginables. Y igual que pasa con el voyeurismo, hay que implicar a todas las vertientes de la pornografía, como puede ser el fetiche, pederastia, zoofilia, etc..

Quizás se tendrían que controlar más los accesos a éste tipo de “información”, así a su vez se controlarían más sus vertientes mas duras. Pero bueno, siempre se sabe que echa la ley echa la trampa.. Así que la única opción que quedará será recomendar a nuestras madres, amigas, mujeres, abuelas, novias, hija y perras (por si acaso), que no suban ninguna foto a Internet, pues núnca se sabe a manos de quien puede ir a parar.

2 Respuestas

  1. Piccax dice:

    La verdad q da asko la cantidad de pornografia que hay en cualquier sitio de internet. Sea de la tematica que sea la web siempre veras un banner con una teta suelta.

  1. Abril 1, 2008

    Espiando a la vecina…

    Artículo-crítica, en el que se explica hasta qué punto se está llegando con la sobresaturación del contenido pornográfico de la red de redes……

Deja un comentario