DVD-D, películas con caducidad

Cual espía del KGB, gracias a éste invento tenemos un tiempo programado para ver nuestra película, una vez pase no se autodestruirá como a nuestros amigos los espías, pero sí que dejará de poder reproducirse.

Aunque quizás lleve algo de tiempo ya éste nuevo sistema, personalmente lo acabo de descubrir. Y quería compartir para los que no lo sepan, qué es exactamente éste DVD-D.

Sin profundizar en temas muy técnicos, el DVD-D son discos DVD comunes, compatibles con cualquier reproductor del mercado, pero con una gran diferencia, tienen caducidad. Pasadas las 48 horas que nos brindan para poder ver tranquilamente la película adquirida, dejan de funcionar. La ventaja que tienen respecto al DVD tradicional, es que como es lógico se comercializan mucho más baratas, rondando los 3 o 4€ por película.

Nada más conocer éste sistema, la primera impresión que tuve fue la de que se trataba de una tontería pues no tiene sentido adquirir una película para que a las 48 horas no funcione y más aún ahora con el emule / torrent de turno, con el que no necesitamos ni sacar la cartera para poder disfrutar de cualquier película, es por ello que no lo veía muy factible el comercio de éste DVD-D.

Aunque parando detenidamente a pensar, he caído en la cuenta de que seguramente, aquí esté la clave del futuro de todo videoclub de turno. Pues como todos sabemos, los videoclubs están cayendo en picado, poco a poco sólo se conservan las grandes cadenas, y aún así, muchas de ellas cierran por cese de negocio.
Quizás éste sistema pueda dar un aire fresco a éste negocio venido a menos. Un claro ejemplo sería que un grupo de amigos se junte un fin de semana tranquilo y se acerque para comprarse un DVD-D y picoteo y bebida para pasar la noche. Ésto junto a los aún “videoclubseros” que quedan, más los pocos que aún no estén familiarizados del todo con internet, podrían realzar la agotada vida de los videoclubs actuales.

Simplemente son conjeturas para sacar el provecho que nos puede dar éste “nuevo” sistema. Que por mi parte, tendré que probar próximamente para asegurar que a las 48 horas no se autodestruye.

Deja un comentario